Introducción a las palabras clave o keywords

Las palabras clave o keywords a menudo son el primer contacto con el mundo del SEO o posicionamiento web.

De hecho, buena parte de toda estrategia SEO gira constantemente en torno a ellas.

Así pues, al ser algo tan importante, lo mejor es que te familiarices con las keywords. Aunque no vayas a ser tú quién se encargue de las labores para optimizar la página web de tu negocio, es recomendable que al menos tengas unas nociones mínimas.

Brevemente, las palabras clave son lo que se escribe en Google para buscar respuesta a algo. Son consultas o preguntas que las personas hacen al buscador y para las cuales Google trata de devolver los mejores resultados.

Por ejemplo, seguramente hayas llegado aquí porque has buscado en Google «palabras clave seo» u otra consulta similar. Eso es de hecho un ejemplo de keyword.

Más ejemplos: «ganadora Oscar mejor actriz 2019», «tiempo en Barcelona» o «mejor cámara de fotos».

Todas son keywords, pero al mismo tiempo son todas diferentes. Y no solamente por el contenido.

Conocer lo que es una palabra clave, los distintos tipos que hay y cómo encontrarlas, es lo que te permitirá aparecer más y mejor en Google.

A continuación te explico todo lo que debes saber sobre las palabras claves de una forma sencilla y amena, sin importar los conocimientos previos que puedas tener.

Para ello veremos también muchos ejemplos, pues siempre ayudan a entender todo mejor, ¿verdad?

¡Vamos al lío!

Qué son las palabras clave

El punto de partida es sin duda saber qué es una keyword. Ya hemos visto que se trata de las consultas que hacemos a Google.

Sin embargo, las hay de tipos y tamaños distintos, y tienen propósitos diferentes.

Aprender a reconocer las diferencias entre una palabra clave y otra es indispensable para identificar las keywords más relevantes para tu negocio. Aquella en las que vale la pena invertir y conseguir atraer tráfico orgánico de calidad hacia tu web.

Por cierto, por si aún no queda claro: palabra clave = keyword = frase clave.

¿Para qué sirven las palabras claves?

Las keywords son la forma que tenemos los seres humanos de comunicarnos con Google. Nosotros escribimos una o más palabras en el buscador y nos devuelve lo que él entiende que son los mejores resultados.

¿Cómo determina Google qué resultados mostrar para una búsqueda concreta?

Google utiliza un robot llamado Googlebot para visitar todas las webs que existen en el mundo (y son un montón). Salta de una web a otra a través de los enlaces y así es básicamente cómo encuentra cada web.

Una vez dentro de una web lee y analiza cada una de sus páginas. Google determina cuáles son las palabras clave más relevantes en cada página. Por ejemplo, cuando Google lee esta entrada de blog, es capaz de determinar que se centra en todo el tema de keywords.

A continuación, Google puntúa cada página usando unos 200 factores o variables -seguramente sean muchos más-. Dicho de otra forma: le da una calificación o nota, como en el colegio.

Las 10 mejores webs que obtienen mayor calificación para una cierta palabra clave son las que aparecen en la primera página de los resultados de Google.

Al final Google hace un trabajo muy humano. Es como cuando le preguntas dónde se come bien a ese familiar que por su barriga denota tener experiencia sobrada. Esa persona evalúa los restaurantes en función de ciertos criterios y te los lista de mejor a peor.

keywords
Origen: vitalstorm.com

La cosa está clara: tu negocio debe tener nota alta para las palabras claves que más te interesan.

La búsqueda de palabras clave sirve para eso:

  • Saber cómo se busca tu producto o servicio.
  • Determinar qué frases clave te interesan más, las que te podrán generar mayor negocio.
  • Descartar aquellas keywords que no valgan la pena. Por varios motivos que veremos más adelante.

¿Vale la pena invertir en optimizar mis textos con keywords?

Podemos dividir todo el SEO en tres aspectos básicos:

  1. Facilitar que Google encuentre tu página y comprenda de qué va.
  2. Escribir contenidos relevantes para tus usuarios.
  3. Conseguir que otras webs enlacen estos contenidos.

Los tres funcionan como multiplicación, no como suma. Eso hace que es mejor trabajar todos más o menos bien, que no ser excelente en uno, normalucho en otro y negado en el restante.

Para que lo entiendas: 5x5x5 = 125 es superior a 10x1x5 = 50.

Las palabras clave juegan un papel crucial en los puntos uno y dos del listado anterior.

Dicho de otra forma, si no sabes qué keywords son las que debes trabajar o bien aunque las sepas no las trabajas bien, estás fuera de juego.

No usar bien las keywords en tus textos significa que nunca estarás en el top 10 de resultados para las palabras clave más jugosas.

Seguro que hay excepciones a la regla. Puede que haya palabras clave nuevas que nadie más ataque, que te posiciones bien pues Google considera que tu web es una autoridad en cierto tema (punto tres del listado), etc.

Pero en el 95% de los casos, no keywords, no party. Y no estar bien situado en Google supone una existencia en Internet irrelevante.

En cambio, aquellos negocios que apuestan por el SEO y salen en las primeras posiciones, consiguen nuevos clientes y nuevas ventas ‘en piloto automático’.

¿Vale la pena? Ya lo creo.

En Internet, el posicionamiento web seguramente sea la inversión más rentable a medio-largo plazo. Ello conlleva, inevitablemente, trabajar bien las palabras clave.

Los diferentes tipos de palabras claves

Como hemos visto al principio, las keywords pueden clasificarse en diversos grupos de diferentes formas. Cada criterio para separarlas tiene una razón de ser diferente que vamos a ver a continuación.

En concreto vamos a ver tres formas de diferenciar las palabras clave:

  • En función de su longitud. ¿Parece obvia, verdad?
  • Según la intención de búsqueda que se esconde tras la keyword. Importantísima.
  • Bajo el criterio del planificador de palabras clave de Google Adwords.

Según la longitud

La longitud de una palabra clave determina si es generalista o detallada. Por ejemplo, «coches» es una búsqueda mucho más abierta que «coches de segunda mano en Valencia por menos de 15.000€».

Pero también señala el nivel de competencia que existe para esa keyword. Dicho de otra forma, establece tu capacidad para posicionarte bien. En el ejemplo anterior, imagino que ves más fácil colocarte arriba para la segunda búsqueda que para la primera.

Veámoslo más a fondo con la ayuda del siguiente gráfico:

keywords según longitud

Palabras clave cortas, short tail o head tail

Las keywords cortas se componen de una palabra o dos, a lo sumo.

Por ejemplo, «cámara», «viaje», «fotógrafo» o «posicionamiento seo».

Son las palabras clave por las que Google muestra un mayor número de resultados. Es lógico pues son muy genéricas.

¿Qué quiere decir que una palabra clave sea genérica?

Que no nos aporta información útil sobre lo que realmente busca el usuario.

Quien busca «viaje» no da a entender si busca un medio de transporte, un alojamiento o un plan todo incluido. Ni tampoco en qué lugar del mundo o con cuantas personas piensa ir acompañado.

¡Incluso puede que no quiera irse de viaje! Quizás se trate de una persona sentada delante de su ordenador, ese día aburrida en el trabajo, que busca una forma fácil de evadirse mentalmente.

¿Qué es lo que Google debe mostrar para una keyword corta? Difícil de decir. He ahí la gracia del buscador.

Imagino que puedes ver la dificultad de aparecer en los primeros resultados para las palabras clave short tail. Tu negocio debería ser un monstruo y toda una autoridad en cámaras para aparecer el primero para algo tan genérico como «cámara».

Palabras clave medium tail

Lo intuyes bien. Las frases clave medium tails son más largas: entre 3 y 5 palabras.

Ejemplos (siguiendo los anteriores): «cámara de fotos canon», «casa rural en holanda» o «fotógrafo de bodas».

¿Verdad que ya queda más claro lo que busca el usuario?

Las respuestas ya no pueden ser tantas. Por ende, Google mostrará menos resultados. Al mismo tiempo, estas palabras clave tendrán menos búsquedas y por aparecer en ellas la competencia será menor.

El hecho de que estas keywords sean más específicas te da la posibilidad de darles mejor respuesta y de esta forma salir mejor posicionado.

Pero tampoco son las que deberías atacar en primer lugar.

Palabras clave long tail o de cola larga

Estas son las keywords de mayor longitud: a partir de 5 palabras, las que quieras.

Por ejemplo, «cámara de fotos canon modelo 600D», «casa rural en holanda que permite perro» o «fotógrafo de bodas chinas en Girona».

Estas palabras clave describen perfectamente lo que busca el usuario.

Esto tiene algo bueno y algo malo:

  • Lo bueno: hay muy poca competencia. Así que te será relativamente fácil posicionarte bien.
  • Lo malo: estas keywords se buscan poco o casi nada. El modelo de cámara ya está desfasado y no sé cuantas bodas chinas se hacen al año en Girona.

A todos nos gustaría salir los primeros para palabras clave que se buscan miles de veces. Pero hay que ser realistas.

Si tu negocio es nuevo o no era nada en Internet, empieza por aquí. Más adelante ya atacarás keywords más jugosas.

Y no es solamente una recomendación: si no lo haces, estarás perdiendo el tiempo.

Según la intención de búsqueda

palabras clave según intención de búsqueda

Imagina que buscar en Google es como entrar en una tienda.

No todo el mundo entra por la misma razón.

Por ejemplo, puede que entres para:

  • Comprar algo que ya tienes claro que quieres,
  • Comparar entre productos similares.
  • Solicitar más información acerca de un producto.
  • E incluso solamente para pedir la hora.

Son motivos distintos que requieren una atención específica por parte de la tienda.

Si tú tienes claro lo que quieres comprar y resulta que el cajero te mete una charla sobre algo que acaban de sacar, por lo menos te estará haciendo perder el tiempo. Incluso puede que te pienses si volver otra vez.

En cambio, si tú preguntras al dependiente qué diferencia hay entre dos modelos distintos de una misma marca, y lo único que te dice es «el precio», tu duda sigue sin resolverse. Y te llevas una mala impresión de la tienda.

A estos motivos para entrar en una tienda se les llama intenciones de búsqueda en Google.

¿De qué estamos hablando?

De que debes dar la mejor respuesta según la intención de búsqueda del usuario. Y esto va más allá de las palabras clave: debes saber qué se esconde tras una keyword o un conjunto de keywords.

Veamos qué intención de búsqueda puede tener una palabra clave.

Keywords navegacionales

Dicho de forma rápida, estas keywords te dicen que el usuario no se acuerda de la página web o no quiere escribirla.

Por ejemplo, buscas en Google «starbucks» o cualquier variación mal escrita porque sencillamente quieres ir a http://www.starbucks.es/. O pones «seguridad social» porque no te acuerdas que la web es http://www.seg-social.es/.

¿Qué puedes hacer tú con estas palabras clave navegacionales?

  • Si no eres la marca, nada. Yo mismo tengo una página en séptima posición para una keyword con 35.000 búsquedas al mes, de las que me llevo menos de un 0,5%.
  • Si eres la marca que se busca, habitualmente no debes hacer nada. Al menos Google conoce la existencia de tu web y tienes un nombre diferenciado. En este sentido, si buscas «artilet», salimos los primeros. Pero si tu nombre es común, entonces debes trabajar para que tu web sea lo más relevante posible para Google y para el usuario.

Este tipo de keywords no son muy trabajadas a nivel de SEO.

Keywords informativas

Son todas aquellas palabras clave cuyo objetivo es el de buscar información sobre un tema concreto.

Suelen empezar por «cómo», «qué es», «dónde», «quién» o «por qué».

A corto plazo, estas keywords no son atractivas. El usuario quiere informase, no comprar un producto o contratar un servicio. Así que lo normal es que si alguien aterriza en tu web a través de una palabra clave informativa, lea el contenido de esa URL en concreta y se vaya por donde ha venido.

Sin embargo, a largo plazo sí te interesan. Suelen tener un volumen alto de búsquedas y un nivel de competencia relativamente bajo. Si te posicionas para estas keywords, te estarás erigiendo como líder y construyendo confianza.

Si alguien te conoce cuando busca «qué son las gafas de protección», puede que se acuerde de ti cuando más adelante quiera comprarse unas.

Keywords de investigación

Es la evolución del punto anterior. Cuando estás ya informado de algo y tienes interés en estarlo más, entonces te pones a investigar.

Las palabras clave de investigación suelen incluir términos como «comparativa», «mejor / mejores» o «características».

Por ejemplo, si ya sabes lo que es un reloj deportivo, puede que busques «mejores relojes deportivos 2019». O, cambiando de producto, otras keywords de investigación serían «comparativa Xiaomi Mi A2 y Mi A3» o «caracterítiscas del nuevo Nissan Qashqai».

En estas búsquedas, el usuario está un paso más cerca de comprar. Así que el interés SEO de estar bien posicionado es mayor, como también lo es el nivel de competencia.

Keywords comerciales

Existe una intención de búsqueda comercial cuando alguien le añade una marca a una palabra clave ‘normal’.

Ejemplos: «cámaras reflex nikon» o «portátiles msi».

El usuario que busca algo usando frases clave similares tiene claro lo que quiere mirar. A priori, no le interesa lo que pueda ofrecer la competencia.

Curiosamente, y a diferencia de la intención de búsqueda navegacional, en este caso sí puedes hacer algo aunque no seas la marca que busca. Aunque no sea grande, tienes una oportunidad: las comparativas.

Escribe análisis interesantes y imparciales en los que compares tu producto con el del competidor que tiene keywords comerciales. Puede que a unos pocos les hagas cambiar de opinión.

Keywords transaccionales

Aquí la venta está calentita del todo.

Las palabras clave que acompañan esta intención de búsqueda incluyen, por ejemplo: «comprar», «barato» o «precios».

El usuario ya sabe lo que quiere y habitualmente lo quiere ya. Como la conversión es inminente, la competencia para estas keywords es brutal. Aquí se sitúa el principal escenario en la guerra SEO.

¿Por qué? Fácil: salir en primeras posiciones aquí significa dinero.

Pero es complicado.

No solamente debes optimizar textos (tema SEO) sino que también debes tener unas condiciones de compra competitivas -transporte, devolución, etc.- (marketing) y una marca en la que el visitante pueda confiar (diseño web).

Todo ello debe reflejarse en unas fichas de producto y en unas categorías super bien trabajadas y optimizadas.

Según el planificador de palabras clave de Google Adwords

tipos de keywords según Google Adwords o Google Ads

Adwords es la plataforma publicitaria de Google. A día de hoy, oficialmente se le llama Google Ads. Es dónde se crean los anuncios que luego se mostrarán en los páginas de resultados.

Adwords tiene su propio sistema para clasificar las keywords.

No quiero que este post de introducción a las palabras clave se convierta en un tutorial de Adwords. Por eso, voy a explicar brevemente los diferentes tipos:

  • Concordancia amplia: si determinas que tus anuncios salgan para keywords de concordancia amplia, pueden salir para casi cualquier cosa. Por ejemplo, jerséis para hombre. El anuncio podría aparecer si alguien busca «jerséis de señor», «ropa de hombre», «fabricante de jerséis para hombre» (puede que tú seas solo un intermediario) e incluso «cómo hacer un jersey de hombre». Por esta razón, la concordancia amplia mayormente no se usa.
  • Concordancia amplia modificada: por ejemplo +jerséis +hombre. El signo más significa que quieres que el anuncio salga cuando en la frase clave aparece la palabra marcada con él. Pero al mismo tiempo te da igual el orden o si aparecen otras palabras antes y después. El anuncio podría salir en «abrigos y jerséis para hombre» y en «jerséis de primavera para hombres».
  • Concordancia de frase: «jerséis para hombre», entre comillas. Anuncio visible para palabras clave similares pero con posibles ligeras modificaciones. Ejemplos: «comprar jerséis de hombre» o «jerséis negros para hombres».
  • Concordancia exacta: [jerséis para hombre], entre corchetes. Aquí solamente se aceptan ligerísimas modificaciones, tales como «jerséis de hombre» o «jerséis para caballero».
  • Keywords negativas: se especifican las palabras por las que no quieres que salga tu anuncio. Por ejemplo, «gratis», «baratos», etc.

Herramientas SEO para buscar palabras clave

Ahora que ya estás familiarizado con las keywords, es el momento del siguiente paso: saber cómo buscar las palabras clave para el SEO de tu web.

La búsqueda de palabras clave es importantísima pues es la base de todos los textos de una web optimizada. Pero también suele determinar el esqueleto o la estructura de la web.

En inglés, que todo mola más, a esto se le conoce como keyword research.

Para llevarlo a cabo, uno debe hacer uso de alguna de las herramientas gratis o de pago que están disponibles.

A continuación te listo las herramientas que conozco, por haberlas probado o por utilizarlos aún a día de hoy.

Herramientas gratuitas

Ubersuggest

buscar palabra clave con Ubersuggest

Esta es mi herramienta gratuita para keyword research preferida.

En febrero de 2017, Neil Patel, uno de los mayores gurús internacionales del marketing online compró la herramienta Ubersuggest. Desde entonces la ha convertido en un pepino interesante.

URL: https://neilpatel.com/es/ubersuggest/

keywordtool.io

buscar palabras clave Keyword Tool

Keyword Tool es un buscador de palabras clave SEO buenísimo. Lo pongo como gratis porque te permite usarlo sin pagar, aunque en realidad tiene una versión de pago. Es decir, es una herramienta fremium.

La versión gratuita te lista hasta 750 palabras clave relacionadas con tu búsqueda y no te da información interesante como volumen o nivel de competición. Para eso debes pillar Keyword Tool Pro.

La especialidad de Keyword Tool son las palabras clave de cola larga.

URL: https://keywordtool.io

Keyword Sheeter

herramienta gratis Keyword Sheeter

Esta herramienta es más bien un generador de palabras clave. Como su propio nombre permite intuir, va cagando keywords hasta que le dices basta.

Pruébalo para entender lo que hace y cómo puedes aprovechar las ideas que te da. Eso sí, tras unos cuantos usos, su apariencia simple te resultará demasido pobre.

URL: https://keywordsheeter.com

Las propias sugerencias de Google

sugerencias de búsquedas relacionadas de Google

Cuando escribes algo en el buscador de Google, suelen aparecerte sugerencias relacionadas. ¡Son palabras clave!

También aparecen en la parte inferior de una página de resultados. Estas sugerencias salen, como las de todas las herramientas, salen del keyword planner de Google Ads. También puedes mirar allí.

Eso sí, aunque Google tiene toda la información, no la muestra de una forma usable. En este caso vemos cómo solamente aparecen ocho keywords. Y tampoco vas a ponerte a teclear toda palabra que se te ocurra para ver las sugerencias, ¿verdad?

Por eso existen las herramientas SEO.

Herramientas de pago

La información que presentan estas herramientas es mucho más manejable. Además, incorporan otras opciones también imprescindibles para labores SEO pero no las menciono pues no tienen relación con las keywords.

Semrush

buscar keywords con Semrush

Es el primer buscador de pago de keywords que usé. La principal razón fue que es el que mejores prestaciones te da por un mismo nivel de precio.

URL: https://es.semrush.com

Ahrefs

buscador de palabras clave seo Ahrefs

Esta es la herramienta SEO de pago que utilizo a día de hoy para la búsqueda de palabras clave. ¿Por qué? Por una cuestión de preferencia personal en el uso de la misma. Me parece más cómoda y por ende la utilizo más y mejor.

URL: https://ahrefs.com

Escojas la herramienta que escojas, al final el resultado es un listado de keywords. El SEO no consiste (solamente) en eso.

La cuestión es: ¿qué debes hacer ahora con todas las palabras clave encontradas?

5 consejos para empezar con las keywords

A continuación te doy cinco consejos para saber cómo sacar provecho del resultado de tu keyword research.

#1 Qué palabras clave usar y cuáles no

Debes aprender cómo elegir palabras clave que puedas aprovechar realmente en el SEO de tu web.

Del estudio que hayas hecho, elimina las siguientes keywords:

  • Las que tengan un alto nivel de competencia. Jode porque son las más jugosas, o al menos las que más visitas orgánicas podrían traerte. Pero si tu sitio web es un don nadie, olvídate por ahora: te son imposibles de rentabilizar.
  • Aquellas con poco volumen. Sé que te he dicho de empezar con las palabras clave de cola larga. Pero trabajar aquellas que solamente tengan 30 o 50 búsquedas al mes seguramente no valga la pena.
  • Las no relacionadas con tu negocio. Si tú vendes coches utilitarios, no trabajes las keywords relacionadas con coches deportivos. Aunque encuentres unas con mucho volumen y poca competencia. Difícilmente harás que el visitante cambie de idea acerca del tipo de coche que quiere comprar. Otro ejemplo: si tienes un restaurante japonés, probablemente no te convenga salir por «cocina japonesa» pues suele ser gente que busca información culinaria o recetas.
  • Aquellas no monetizables. Por ejemplo, todas aquellas palabras clave que contengan «gratis». Suelen trabajarlas medios digitales que generan muchos contenidos. Pero si eres cerrajero, no creo que la keyword «cerrajero gratis Tarragona» te mole mucho.

Este consejo trata de sacar la espada Excalibur y recortar tu lista de palabras clave hasta que solo queden las adecuadas.

#2 Espía a tu competencia

¿Cómo saber las palabras clave de una web de un competidor tuyo?

Algunas de las herramientas SEO que te he mencionado antes te permiten conocer las keywords que mejor trabaja tu competencia.

En vez de insertar una palabra clave, pegas las URL que quieras analizar y la herramienta te devuelve un listado con las keywords por las que esa URL posiciona.

Con esta información, puedes generar un contenido mejor y seguir optimizando para desbancarles.

Espiar a tus competidores es una fuente de información excelente. Probablemente descubras que son lo mismo que tu: un negocio local. De ser así, ten en cuenta trabajar las palabras clave locales, aquellas que incluyen tu población, para posicionamiento local.

Por ejemplo, «restaurante japonés Barcelona» e incluso «restaurante japonés Les Corts» te serán más fáciles de posicionar.

#3 Dónde colocar las palabras claves

¿Ya sabes qué keywords usar?

¡Bien! ¿Y ahora dónde las metes?

Cada página de tu web trabaja una palabra clave principal. Puede trabajar otras, claro esta, pero siempre hay una a destacar. Cabe decir que suele coincidir con la de mayor volumen de búsquedas.

Debe figurar en los siguientes emplazamientos:

meta data para snippet con keyword principal
  • Datos que salen en los resultados de Google, tal y como puede verse en la imagen encima:
    • Título de la página: conocido como meta title.
    • Dirección URL.
    • Descripción o meta description.
  • Texto alternativo de la imagen principal. Google no puede leer imágenes así que el alt text de una imagen le permite saber de qué va. Como si de una descripción de imagen se tratara.
  • Encabezado principal o también conocido como H1. El de esta entrada es el título que aparece arriba del todo.
  • Cuerpo de texto. Es decir, a lo largo de la parte escrita.

¿Y ya está?

No.

Poner la keyword principal en estos lugares no te hace estar en primera posición. Recuerda que hay cientos de variables que Google considera para darte una puntuación y por lo tanto un lugar en su ranking.

No obstante, que no sea suficiente no quiere decir que no sea necesario. ¡Sigue el consejo! Le estarás diciendo lo relevante que es ese término en esa página.

#4 Escribe para humanos, no para robots

humano vs robot

A lo largo y ancho de este pedazo de guía sobre palabras clave, te he ido inculcando la idea de gustar a Google.

Pero no te obsesiones.

Hay quien cree que por trabajar el SEO de una página, esta debe estar concebida para robots. Imagino que habrás visto más de una web en la que los textos son raros: no dicen nada y parece robóticos.

Son webs que siguen técnicas SEO de la vieja escuela y que ya no funcionan (tanto).

Desde 2015, Google está invirtiendo en comprender un montón el lenguaje humano. Ha desarrollado una inteligencia artificial bestial para lograrlo.

Es decir, que Google quiere ser humano. Así que no escribas para robots.

Además, al fin y al cabo, quién debe contratar tus servicios o comprar tus productos es un ser humano, ¿verdad?

Bueno, al menos de momento. 😅

Haz que tus textos sean agradables de leer:

  • No los satures de keywords. Es decir, vigila la densidad de palabras clave SEO.
  • Haz uso de una semántica rica. Utiliza sinónimos. Por ejemplo, un coche es también un medio de transporte, un vehículo o un automóvil.
  • Facilita la lectura con el formato de texto. Las negritas, los listados, las frases cortas y los párrafos pequeños son técnicas para animar al lector a seguir leyendo.

#5 Asegúrate que tu contenido es interesante

Imagina que has optimizado a tope una página para una intención de búsqueda. Para un conjunto de keywords. Y además los textos son fáciles de leer.

Sin embargo, supón también que has cometido el error de no aportar nada al lector. De tal forma que este se queda igual y visitarte le ha servido de poco o nada.

¿Vas a rankear bien?

Puede que sí. Al menos durante un tiempo.

Pero al final los propios usuarios le harán saber a Google que no eres la mejor respuesta a su búsqueda:

  • Permanecerán poco tiempo en tu web.
  • Volverán atrás y escogeran otro resultado en Google.
  • No visitarán otras páginas de tu web.

Así pues, ¿en qué has fallado?

En la experiencia del usuario. Las métricas del usuario, como las que te he comentado, son tenidas en cuenta por Google en su evaluación constante de los resultados que muestra para las palabras clave.

La solución es a priori simple: procura ser útil para tus visitantes. A esto se le conoce sobretodo como copywriting (servicio que ofrecemos, por cierto).

Por ejemplo, antes de ponerte a escribir sobre cualquier cosa, investiga lo que dicen los diez primeros resultados para la palabra clave principal. Así podrás anotarte ideas, mejoras, etc.

Concluyendo: encuentra ya las frases clave de tu negocio

Ya sabes qué son las keywords. Ya conoces formas y herramientas de cómo encontrar palabras clave SEO.

Ahora debes ponerte manos a la obra y encontrar esas frases clave que ayudarán a que tu negocio salga en buenas posiciones en Google.

Puedes hacerlo tú mismo o confiar en un profesional. Si te decantas por la segunda opción, nosotros somos una agencia de posicionamiento SEO en Barcelona. ¡Contáctanos y vemos cómo trabajar juntos!

En cualquier caso, espero que te esta entrada te haya resultado útil. Si tienes alguna pregunta o apreciación sobre keywords, déjame un comentario.

Más artículos similares

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos: REPONSABLE: Artilet Digital, S.L. (Artilet). FINALIDAD: Gestionar la solicitud que realizas en este formulario de contacto. LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado. DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal. DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: infoARROBAartilet.com. INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en los enlaces en el pié de página.

Apúntate a la Artiletter

Recibirás nuestros últimos proyectos y todas las entradas de blog sobre diseño web, marketing online y SEO que escribimas. Ah, y pondrás contento al gatito.

Información básica sobre protección de datos: REPONSABLE: Artilet Digital, S.L. (Artilet). FINALIDAD: Gestionar y enviar información de boletines y promociones a través de correo electrónico. LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado. DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal. DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: infoARROBAartilet.com. INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en los enlaces en el pié de página.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.